Virtualización de servidores sin intermediarios

Instrucciones de virtualización compiladas en el interior del kernel

La diferencia más destacada entre los KVM VPS y la mayoría de los demás modelos de servidores virtuales reside en la tecnología de virtualización en sí. Con KVM, ya no hace falta ejecutar programas de virtualización especiales en el servidor – en lugar de esto, las instrucciones de software imprescindibles se compilan en el SO del servidor anfitrión. Esta es la forma de reducir al mínimo los recursos que normalmente se reservan cuando se trata de ejecutar aplicaciones adicionales dejando al mismo tiempo estos recursos a disposición de las máquinas guest. La ausencia de el tal nivel de comunicación adicional entre otras cosas, acelera el período de espera I/O, condicionando efectivamente el funcionamiento más rápido de su servidor VPS.
Virtualización de servidores sin intermediarios

Mejor utilización de los recursos

Utilización eficaz de los recursos del servidor

Normalmente las instancias huéspedes requieren una capa adicional que establezcan la conexión entre ellas y la máquina anfitrión haciéndose cargo de la administración de los recursos. Lo que resulta en una cantidad reducida de recursos disponibles para las propias máquinas virtuales. Gracias a los Servidores Privados Virtuales KVM, la capa adicional se elimina, como el sistema de virtualización se compila en el interior del sistema operacional del host. De esta manera, el conjunto de recursos ofrecidos por el anfitrión pueden ser aprovechados por los Servidores Privados Virtuales configurados. Esta disponibilidad de recursos le proporciona la ventaja adicional que le será útil para hacer que sus páginas electrónicas y aplicaciones web se distingan de la competencia.
Mejor utilización de los recursos

Un sistema operativo que considere conveniente

Consiga el SO que prefiera

Gracias al Servidor VPS, usted puede ser completamente independiente del servidor maestro cuando se trata del SO. Las directrices de virtualización KVM aseguran la comunicación directa entre las máquinas virtuales y el el hardware, sin que se requiera un nivel de virtualización por sí sola. Pues, si cuenta con el disco ISO correcto, puede cargar un sistema operativo que se pueda aplicar en su servidor – desde una distribución de Linux muy desconocida e también la última edición de Windows Server.
Un sistema operativo que considere conveniente
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL